• Text Hover
EDUCACIÓN FINANCIERA

Las categorías definidas a continuación, tienen como objetivo el facilitar el análisis de pólizas de seguro de vida, de accidente, de invalidez, de enfermedades graves, de educación y de pensión. 

BENEFICIOS CONTRATADOS

Son estos los eventos y los montos por los que estas pagando una prima. Generalmente cada evento cubierto, genera un costo, el cual se incluye en la prima a pagar. Estos eventos se pueden presentar como coberturas básicas (obligatorios) de las pólizas, así como anexos opcionales o adicionales. Es importante entonces profundizar sobre los eventos que cubre tu póliza, con el fin de evaluar la conveniencia de contratar cada uno de ellos, así como conocer su costo, para poder comparar con otras alternativas que se ofrecen en el mercado. 

COMPORTAMIENTO DE LA PRIMA

La prima es el valor que debes pagar a la compañía de seguros para contar con la cobertura de indemnización ante eventos contratados. Esta puede ser una prima destinada únicamente al pago de la cobertura contratada, o bien puede incluir también porcentajes destinados al ahorro, e inclusive costos y gastos administrativos. Es de gran importancia entender la composición de la prima, para poder evaluar los costos reales de su seguro, así como el porcentaje que se destina al ahorro (para las pólizas con ahorro o universales), y los costos y gastos administrativos (de estar incluidos en la prima), con el fin de poderlos comparar con otras alternativas del mercado. 
Debes tener en cuenta que el valor de estas primas puede tener reajustes periódicos, y es importante entender desde el inicio, su comportamiento futuro. Para algunos de estos casos, el incremento de prima puede estar atado a la edad cumplida del Asegurado (incrementos anuales según tasas estipuladas por la compañía), y en otros casos, el incremento puede estar atado a alguna tasa o indicador en particular. 

RENTABILIDAD DEL PRODUCTO

Algunas pólizas de seguro de vida hoy en día, ofrecen la opción de acumular a manera de ahorro, parte del dinero que se paga a la compañía a manera de prima. 

En contraprestación, la compañía reconocerá algún tipo de rendimiento al Tomador de la póliza. Algunas de las practicas más comunes son ofrecer al Tomador de la póliza una tasa fija, una tasa variable, un rendimiento atado a algún indicador, la combinación de los anteriores, o incluso, hoy en día se encuentran pólizas que ofrecen alternativas de rendimiento más sofisticadas, como lo pueden ser las atadas a índices accionarios, entre otras.

Es muy importante que el Tomador entienda a cabalidad:
1. ¿Cuál es y cómo funciona el rendimiento ofrecido al Tomador de la póliza por de la compañía?
 
Se recomienda esta práctica porque al contratar un seguro de vida con ahorro, se está contratando también la opción de ahorrar un dinero, el cual será invertido a través de la compañía de seguros. Al conocer cómo funciona la opción de rendimiento ofrecida, esta podrá compararse con otras alternativas de inversión existentes en el mercado.
2. Proyecciones vs Rendimientos garantizados:

Durante el ejercicio de compra de seguros de vida con ahorro, se pueden presentar al Tomador proyecciones de valores futuros a recibir. Es importante entender si son estos los valores futuros garantizados, o si son proyecciones de valores, realizadas con tasas de rentabilidad supuestas. En este último caso, los valores futuros a recibir van a depender de la tasa que realmente le reconozca la aseguradora al Tomador según el modelo de rentabilidad ofrecido, pudiendo ser estos, superiores o inferiores a los valores proyectados.  
3. ¿Cómo se genera la rentabilidad que me ofrece la compañía?

Los recursos ahorrados van a generar unos rendimientos dependiendo del modelo que tenga la compañía de seguros de vida para ofrecer. Estos rendimientos es probable que provengan de las inversiones que a su vez realiza la compañía de seguros con mi ahorro y el del resto de sus clientes. Es entonces relevante conocer el tipo de inversiones que realiza la aseguradora.

POSIBLES ESCENARIOS

Es recomendable evaluar posibles situaciones no esperadas o no deseadas, que puedan alterar las condiciones y el objetivo para el cual se adquirió la póliza. Se recomienda evaluar antes de tomar un seguro, posibles escenarios negativos (cancelaciones de pólizas, cambio de domicilio del Asegurado, cambios en la situación de riesgo amparada, no pago de primas, cierre de compañías, tramite de reclamos, que no se cumplan las expectativas en cuanto a la rentabilidad esperada sobre el ahorro, entre otras), escenarios esperados y escenarios optimistas (seguros que generan acumulación de capital, que estén atados a tasas variables y se generen rentabilidades superiores a las esperadas, entre otras), y bajo qué condiciones operara la póliza para los posibles escenarios planteados.

CONDICIONES DE RENOVACION DE LA POLIZA

La costumbre es que las pólizas de seguro tengan vigencias anuales, por lo cual es importante conocer las condiciones de renovación de la póliza a contratar. Pueden presentarse situaciones en el momento de la renovación, como incrementos de prima, requisitos de actualización de información, que contemplen o no renovación automática, periodos de gracia para pago de primas, actualización de valores asegurados, entre otros.

SEGURO CON AHORRO

Algunos seguros, como los de vida, pensión y educativos, ofrecen opciones de ahorrar a través de la póliza. En algunos de ellos, la prima a pagar puede estar destinada tanto al pago de seguro de vida, como a un porcentaje a ser ahorrado. Para este tipo de seguros, se recomienda evaluar, entre otros aspectos, la oferta de rentabilidad y crecimiento de capital, en que invierte la aseguradora los recursos de los ahorradores, y tener presente que los valores futuros proyectados a recibir pueden ser valores garantizados, o pueden ser valores basados en supuestos de rentabilidades futuras, en cuyo caso no serían garantizados (existen pólizas que garantizan valores futuros, y otras que no lo hacen). 

COBERTURAS ADICIONALES

Generalmente las pólizas de seguro ofrecen una cobertura básica, y algunas adicionales (opcionales u obligatorias), que se presentan normalmente como anexos. Siempre existirá un contrato, clausulado o condicionado para cada cobertura contratada, bien sea la básica o los anexos. La cobertura básica siempre generara un costo, y la costumbre es que cada anexo genere un costo adicional, pues es un evento extra que se amparara bajo la póliza de seguros. Es importante entonces revisar que anexos están incluidos en la póliza, así como la necesidad para el Tomador de ampararse frente a cada uno de ellos.

EDAD DE INGRESO Y PERMANENCIA

Edad de ingreso:

Es esta la mínima y máxima edad que debe tener una persona para poder ingresar a la póliza como Asegurado (es la persona que está expuesta al riesgo, objeto del contrato de seguro).
Permanencia:

Esta se refiere al momento en el que cesa la cobertura del riesgo amparado por una póliza de seguros. La permanencia puede estar limitada a un cierto número de años (ej: una póliza contratada por 10 años a partir del momento en que entra en vigencia), o a la edad del Asegurado (ej: la cobertura terminara en el momento en el que el Asegurado cumpla la edad de 65 años). Dentro de una misma póliza, la permanencia puede diferir entre la estipulada para la cobertura básica, y la de cada uno de los anexos contratados (ej: la permanencia por el amparo del riesgo de muerte del Asegurado para un seguro de vida puede ser cuando este cumpla la edad de 80 años. A su vez, la permanencia por el amparo del riesgo de invalidez para el Asegurado, puede ser cuando este cumpla la edad de 65 años).

CAUSALES TERMINACIÓN DEL CONTRATO

Cada compañía establece en el contrato, clausulado o condicionado de cada una de sus pólizas, las condiciones bajo las cuales se dará por terminado el contrato, cesando así la cobertura de los riesgos contratada. 
Es muy importante que el Tomador conozca las causales de terminación de su póliza, con el fin de no perder la cobertura contratada debido a alguna de ellas, como consecuencia del desconocimiento de las mismas.

EXCLUSIONES

Cada compañía establece en el contrato, clausulado o condicionado de cada una de sus pólizas, las condiciones o eventos excluidos, bajo los cuales, de presentarse un siniestro, el Asegurado o sus Beneficiarios no tendrían derecho a reclamar la(s) indemnización(es) contratada(s).
Es muy importante que el Tomador (es la persona que contrata el seguro) y el Asegurado (es la persona que está expuesta al riesgo, objeto del contrato de seguro) conozcan las exclusiones de su póliza, con el fin de tener total claridad ante los eventos y situaciones cubiertas y no cubiertas por su seguro.

COSTOS TOTALES

Las pólizas de seguro pueden generar diferentes tipos de costos:

- Valor a pagar de seguro por el riesgo básico cubierto.

- Valor a pagar de seguro por el (los) riesgo (s) adicional (es) cubierto (s). A estos riesgos adicionales también se les conoce como anexos.

- Costos y gastos de administración.
Los valores a pagar por las diferentes coberturas contratadas generalmente dependen de:

a. Edad del Asegurado.
b. Sexo del Asegurado. 
c. Condición de Fumador o No Fumador. 
d. Valor Asegurado. e. Anexos. 
f. Periodicidad de Pago de Prima.
g. País de Residencia. 
h. Condiciones Pre-existentes. 

INFORMACIÓN REASEGURO

Las compañías aseguradoras, para algunas de sus pólizas de seguro, contratan compañías reaseguradoras, que funcionan como aseguradoras de las compañías de seguro. Esto significa que las compañías de seguros que emiten una póliza, bien sea por su capacidad financiera, por regulación, o por políticas propias, pueden contratar una reaseguradora que asuma el pago de la totalidad o de una parte del valor asegurado de una póliza, ante la ocurrencia de un siniestro.   
Dependiendo del tamaño de póliza a contratar, del tipo de póliza, así como de la solvencia de la compañía de seguros con la que se va a contratar una póliza, toma relevancia el hecho de que el seguro contratado este cubierto también por una compañía reaseguradora.

TRATAMIENTO TRIBUTARIO

En algunos países, y dependiendo del tipo de póliza contratada, la indemnización a recibir por esta puede o no ser libre de impuestos. La adquisición de algunas pólizas de seguros, puede o no otorgar también beneficios tributarios al Tomador, dependiendo de su país de residencia y del tipo de póliza adquirida.
Es importante que consulte con su Asesor de Impuestos acerca de las condiciones estipuladas para la adquisición e indemnizaciones de los diferentes tipos de pólizas en su país. 

ESTRUCTURA JURÍDICA

Si bien es cierto que todas las categorías descritas por getCiertto son importantes, es la estructura jurídica una de las que mayor relevancia tiene, y también una de las más desconocidas por los Tomadores de seguros de vida. 

Esta categoría hace referencia a conocer el marco legal y jurídico bajo el cual se rige la póliza.
Es de gran importancia entender la Estructura Jurídica, ya que su conocimiento permite entender que dependiendo del tipo de sociedades y personas jurídicas que conforman la estructura, del hecho de si existe un reasegurador o no, de los vehículos y el tipo de personas jurídicas bajo las que reposan los recursos y provisiones, y de la normatividad y regulación que les cobija, es posible entender y evaluar mejor los riesgos de contraparte (riesgos de que una entidad no cumpla con sus obligaciones de pago).

JURISDICCIÓN

Esta categoría hace referencia a la importancia de conocer el lugar de emisión, registro y administración de las pólizas de seguro, con el fin de entender la normatividad que las rige. 
Esta información es de utilidad ante el evento en el cual haya necesidad de tratar asuntos legales acerca de los contratos de seguro realizados entre las partes.

OTRAS CONSIDERACIONES

Es muy importante revisar el contrato o clausulados de la póliza de seguro antes de la adquisición de la misma, con el fin de entender a cabalidad el alcance, condiciones, obligaciones, y compromisos a adquirir por las partes. 

Tenga muy presente que cualquier condición adicional que le sea ofrecida o ilustrada sobre un seguro, y que la misma no se encuentre detallada o documentada, bien sea en el contrato o clausulado, en la caratula, cotización, sitio web, brochures, documentos o comunicados oficiales emitidos por la compañía oferente del producto, no debe ser considerada como una alternativa real y cierta, a menos que usted reciba de parte de 
la compañía directamente o de un funcionario de la misma, cuyas atribuciones así se lo permitan (muy importante que el funcionario este autorizado y calificado para emitir dicha certificación de manera formal), una certificación por escrito que valide dichas condiciones. 

Recomendación adicional: como certificación válida para las compañías, normalmente y jurídicamente, no se aceptan ni son válidas, condiciones ofrecidas por fuera de los contratos y clausulados firmados con el cliente. De la misma manera, difícilmente un cliente podrá hacer valer condiciones ofrecidas a través de mails personales, o inclusive corporativos por funcionarios no autorizados para emitir este tipo de comunicados.